Como lo indica la UNESCO «La educación transforma vidas (…) y es consistente en consolidar la paz, erradicar la pobreza e impulsar el desarrollo sostenible». Una educación orientada hacia el desarrollo sostenible, permite transformar los valores de futuras generaciones, obteniendo una conservación real de los recursos naturales y del medioambiente.

Dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se encuentra el ODS 4 que establece una Educación de Calidad. En sus metas, consideradas como fundamentales, enumera la igualdad de género en la educación y asegurar el acceso igualitario en todos los niveles de enseñanza y formación profesional, como también garantizar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad entre los géneros, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible.

La educación y la formación a todos los niveles, tienen la capacidad de transformar vidas y de lograr cambios a largo plazo, en todas las áreas que presentan desafíos para la humanidad y para nuestro planeta.

La educación y la formación a todos los niveles, tienen la capacidad de transformar vidas y de lograr cambios a largo plazo, en todas las áreas que presentan desafíos para la humanidad y para nuestro planeta.